Contáctanos:    697 632 720     |        mstugores@gmail.com

Top

Depresión

Es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por el hecho de sentir tristeza, melancolía, infelicidad, abatimiento o derrumbamiento durante períodos largos o de forma más intensa de lo que se podría considerar como habitual. La depresión es uno de los trastornos con más prevalencia entre la población mundial.

Síntomas:

  • Incapacidad para sentir placer en actividades (anhedonia).
  • Estado de ánimo triste o sentimientos de vacío la mayor parte del día
  • Falta de interés al realizar actividades.
  • Síntomas físicos: Cansancio, falta de energía e inquietud o lentitud casi cada día.
  • Baja Autoestima, sentimientos de inutilidad.
  • Sentimientos de vergüenza o de culpa excesivos o incoherentes casi cada día.
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión.
  • Escasez de esperanza.
  • Insomnio o sueño excesivo casi cada día.
  • Falta de apetito o apetito aumentado.
  • Ganas de llorar.
  • Ideas recurrentes sobre muerte o incluso ideas de suicidio.

 

Generalmente, las personas aquejadas de depresión se aíslan, muchas veces por un desinterés sobre las relaciones sociales o por sentimientos propios de poca valía y baja efectividad en el ámbito social. Este hecho hace que la depresión se retroalimente y toda la sintomatología anteriormente descrita pueda incrementarse de forma acusada.

Tipos:

  • Trastorno depresivo mayor:Síntomas depresivos intensos que aparecen en episodios (semanas o meses).
  • Trastorno depresivo persistente (Distimia):Los síntomas depresivos son menos intensos, pero son muy incapacitantes por ser crónicos (duran como mínimo dos años).
  • Trastorno adaptativo.Los síntomas depresivos son leves, están presentes durante un período breve de tiempo y se deben a algún problema estresante que ha sufrido el paciente.
  • Otros trastornos depresivos.En este apartado se incluyen los cuadros depresivos que pueden formar parte del conjunto de síntomas de otras enfermedades psiquiátricas (trastorno bipolar) y no psiquiátricas (por ejemplo, anemias, esclerosis múltiple, hipotiroidismo).

Tratamiento:

Tanto si se trata de un trastorno primario (que el origen de su dificultad reside en la propia depresión) o secundario (que la depresión sea consecuencia o acompañe a una circunstancia vital, enfermedad u otros trastornos) deberemos intervenir al respecto para mejorar la calidad de vida del paciente. Algunos de los principales objetivos a trabajar son:

  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Mejorar autoestima.
  • Detección y modificación de los pensamientos automáticos que producen malestar.
  • Aceptación de la situación actual y de los factores que hayan podido desencadenar la depresión.
  • Fomentar hábitos de vida saludables.
  • Mejorar gestión de las emociones.
  • Recuperar funcionalidad y el ritmo de vida normal.
  • Prevenir las recaídas.