Contáctanos:    697 632 720     |        info@psico-mallorca.es

Top

Efectos psicológicos del cambio de horario

Los efectos psicológicos del cambio de horario tienen como principal explicación el cambio de exposición a la luz. Al disminuir las horas de luz, aumenta la secreción de una hormona llamada melatonina, que es la encargada de regular los ciclos del sueño.

Nuestro organismo sigue funcionando en base al horario lumínico y no en base al horario establecido, por eso nos sentimos más cansados antes de lo normal. Por su parte, la somnolencia y el cansancio pueden causar irritabilidad, falta de concentración y alteraciones en el estado de ánimo.

Además, también se puede ver alterada la serotonina que regula la ansiedad y el estado de ánimo. Cada vez hay más pruebas que respaldan que el motivo de ello es que el sistema serotoninérgico está influenciado por la luz.

Cualquier modificación en nuestros hábitos requiere de un proceso de adaptación, para que nuestro organismo logre incorporar estos cambios. Este proceso afecta de distinta manera de acuerdo a la edad de la persona, siendo los niños y las personas mayores los que suelen presentar mayores dificultades para este ajuste.

Cómo influye

Todos éstos efectos explican por qué las personas con depresión se ven especialmente afectadas por el cambio de horario.

Estudios realizados revelaron que el 90% de las personas experimentan cambios sutiles en el estado de ánimo, energía y sueño con el cambio horario.

Algunos afirman que el cambio de horario en una hora influye negativamente en su humor y estado de ánimo, a su “reloj corporal” y, en general, a su salud. Son personas que refieren cambios en sus patrones de sueño-vigilia y alteraciones transitorias en su bienestar, con la aparición de distimia (estado de ánimo deprimido), somnolencia, astenia, irritabilidad, nerviosismo, cefaleas y dificultades para mantener la atención y la concentración. Incluso hay personas que presentan molestias digestivas.

LOS MÁS AFECTADOS

Los niños y los mayores son los grupos de población más sensibles a estas alteraciones debido a que tienen unos horarios establecidos de comidas y de sueño.

Los lactantes pueden experimentar alteraciones en su alimentación, mientras que los niños en edad escolar pueden tener mayores dificultades para despertarse.

Los mayores de 50 años, que con frecuencia tienen problemas para conciliar el sueño y se despiertan más temprano, pueden tardar más tiempo en adaptarse al nuevo horario.


También te puede interesar:



Para más información:


Email: mstugores@gmail.com

Teléfono: 697 632 720

Facebook: PSICO-mallorca: Pensat per a tu

Instagram: psicomallorca_margalidaserra

Encuéntranos en Palma. Av/ Jaime III, nº 17, Entlo.M

Encuéntranos en Muro. C/ Libertad, nº12, 2º


Compartir