Contáctanos:    697 632 720     |        mstugores@gmail.com

Top

Trastornos alimentarios

Se definen como una alteración persistente en los hábitos de alimentación que llevan a una alteración en el consumo o en la absorción de los alimentos y que causa un deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial de las personas que los padecen.

Tipos:

Anorexia nerviosa

Se caracteriza por la restricción de la ingesta energética que produce una bajada de peso de forma intensa o una incapacidad a la hora de aumentarlo. La persona, presenta miedo intenso a aumentar de peso a pesar de encontrarse en un infrapeso. Entre los métodos para llegar a esa bajada de peso, encontramos algunos de restricción de alimentación y otros purgativos, que se manifiestan por conductas en las que la persona trata de eliminar lo que ha comido. Una de las principales características de este trastorno es la alteración de la imagen corporal, la persona distorsiona su propia imagen hasta el punto de verse con apariencia de sobrepeso cuando realmente está en un peso más bajo de lo normal.

 

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa se caracteriza por episodios (por lo menos una vez a la semana) en las que la persona ejecuta en un breve período de tiempo (<2 horas) una ingesta superior a la esperada de grandes cantidades de alimento. La persona siente que ha perdido el control y generalmente se acompaña o bien de períodos de ayuno, o de medidas purgativas (vómitos, laxantes) o de control del peso (dietas, ejercicio). La persona manifiesta una preocupación importante por su peso y silueta.

 

Trastorno por atracón

Este trastorno se manifiesta por medio de episodios recurrentes en el que la persona

Lleva a cabo atracones con alimentos de alto contenido calórico en un breve período de tiempo y con sensación de que pierde el control. Este tipo de trastorno se correlaciona con el sobrepeso, por lo que es frecuente que se realicen dietas. Las personas que padecen trastorno por atracón no presentan una distorsión de su imagen corporal ni se encuentran insatisfechas con ello, pero presentan un malestar intenso respecto a los atracones. Los episodios pueden deberse a factores emocionales (ingesta emocional) o ambientales (alimentos). Generalmente estos episodios suelen llevarse en secreto, ya que la persona reconoce que es un patrón anormal de alimentación.

Tratamiento:

Después de realizar la evaluación del caso sabremos qué tipo de tratamiento llevaremos a cabo según las características de su personalidad, el tipo de trastorno y las consecuencias asociadas, así como el nivel de implicación familiar. Los principales objetivos de tratamiento en estas problemáticas son:

 

  • Objetivo normo-peso.
  • Rehabilitación nutricional.
  • Ofrecer información sobre alimentos y sobre hábitos saludables alimenticios
  • Equilibrar a un nivel adecuado la actividad física
  • Ayudar a la familia a establecer los nuevos hábitos y garantizar su ejecución.
  • Modificación pensamientos y distorsiones sobre alimentos, dieta, silueta.
  • Mejora lenguaje interior con uno mismo/a
  • Estrategia de distracción para esos momentos en los que la persona quiere tener medias restrictivas o purgativas.
  • Mejora de la autoestima y el auto-concepto:
  • Prevención de recaídas.